Talleres de Córdoba goleó 5-0 a Godoy Cruz en Mendoza

Con un juego dinámico y transiciones rápidas, la T vapuleó al Tomba y quedó a seis puntos de Boca y Argentinos Juniors, los líderes de la Superliga

Talleres de Córdoba armó un verdadero festival en Mendoza: goleó 5-0 a Godoy Cruz, con tantos de Franco Fragapane (dos), Nahuel Bustos, Jonathan Menéndez y José Méndez. Así, alcanzó la línea de los 23 puntos y se acomodó en zona de clasificación a Copa Sudamericana.

El desarrollo del primer tiempo resultó vibrante. Godoy Cruz intentó manejar la pelota ante un Talleres que presionó a partir de la mitad de la cancha y apostó a salir de contragolpe a puro vértigo y en bloque. Así, tuvo las dos primeras oportunidades del partido, que resolvió el arquero Bolado. A los 13′, Nahuel Bustos lo encontró adelantado y probó desde 50 metros: el balón dio en el travesaño y el portero, en busca de evitar la caída de su valla, se dio la cabeza contra el palo, incidente que le ocasionó un corte profundo en la cabeza.

El guardameta regresó al juego y el Tomba tuvo la posibilidad de ponerse en ventaja: Enzo Díaz le cometió una clara infracción a Freites en el borde del área. El árbitro Herrera primero sancionó el correspondiente penal, pero luego retrocedió y le dio tiro libre. Apenas cinco minutos después, Bustos, con una definición cruzada, convirtió el 1-0. Y a los 30, Menéndez le puso la firma al 2-0.

Durante el segundo tiempo, el desarrollo mantuvo su tónica. Talleres fue más punzante y en cada réplica dejó fragancia de gol. El Tomba tuvo sus oportunidades (un tiro libre en el palo, por caso), pero Franco Fragapane se destapó dos veces y amplió las cifras. A los 7′, aprovechó un rebote flojo de Andrés Mehring, el arquero que reemplazó al lesionado Bolado. Y a los 20 armó una obra maestra mediante un enganche y un tiro combado.

A los 40, José Méndez marcó el 5-0 con un tiro rasante, dándole forma a una goleada impactante.

El Tomba, que venía de derrotar por 2 a 0 a Patronato en Paraná en la fecha anterior, dejó una imagen de endeblez defensiva preocupante. En cambio, el elenco conducido por Alexander Medina recuperó la imagen de las primeras fechas. Y sueña con pelear el campeonato: quedó a seis unidades de Boca y Argentinos, los líderes de la Superliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *