Violento desalojo a los trabajadores que tomaban la fábrica de Kimberly Clark en Quilmes

La Policía irrumpió durante la madrugada de este miércoles y detuvo a ocho empleados, tres de los cuales son delegados. Todos fueron liberados durante la mañana.

Los trabajadores de Kimberly Clark fueron desalojados este miércoles por la madrugada de la planta que ocupaban en Quilmes, tomada luego de que la empresa decidiera cerrar la sede. La Policía Bonaerense ingresó armada y los arrinconó. La fábrica bajó sus persianas en septiembre y dejó a 200 empleados en la calle.

“A las 3:30 se hizo presente la Policía con un gran operativo para desalojar a los compañeros que mantenían la ocupación en planta”, reveló uno de los trabajadores que fue a la comisaría 8 de Quilmes, a donde trasladaron a los ocho detenidos, de los cuales tres son delegados.

“El desalojo se hizo de forma absolutamente ilegal. Fue la única respuesta en estos dos meses de lucha”, acusó el empleado y agregó: “La única respuesta del gobierno es la represión, son los gases y son los palos”.

Luego, reveló: “Tuvimos seis audiencias en el Ministerio de Economía y no tomaron ningún tipo de posición. Nuestro reclamo es tan elemental como seguir llevando un plato de comida a nuestras familias”.

«Entraron apuntando con pistolas 9 milímetros al pecho. De esa forma nos redujeron», declaró a C5N Patricio, uno de los delegados detenidos luego de que los liberaron este miércoles por la mañana. «No demos por cerrada la cuestión y vamos a trabajar para no dar por cerrala la lucha por los trabajadores en Argetina», agregó.

«Cortaron las cadenas sin ningún tipo de aviso», reveló Diego, otro de los delegados de la planta. «El mensaje es que la contraporpuesta del Estado fue apuntarnos con armas y sacarnos como a delincuentes, no único que queremos es trabajar», indicó y apuntó: «¿Cómo adujeron que había crisis? Haciendo productos caros».

El 25 de septiembre, los dueños de la firma que fabrica papel higiénico, rollos de cocina y servilletas, decidieron cerrar la planta de Bernal, para sorpresa de los trabajadores que decidieron la toma al votar en una asamblea.

“Denunciamos que el procedimiento preventivo de crisis que presentaron es trucho y mantenemos la permanencia en planta en defensa de los 200 puestos de trabajo», acusaron en ese momento los trabajadores.

(Infonews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *