50 años después, The Kinks reedita su disco «Lola Versus Powerman and The Moneygoround, Part One»

La legendaria banda británica The Kinks anunció la reedición de lujo de su recordado disco «Lola Versus Powerman and The Moneygoround, Part One», grabado y lanzado en noviembre de 1970.

En su 50º aniversario, la banda pondrá a la venta el disco en los formatos Deluxe Box Set, LP, Deluxe 2CD, CD y digital.

«Lola Versus Powerman and the Moneygoround, Part One», comúnmente abreviado como «Lola Versus Powerman», o simplemente «Lola», fue el octavo álbum de estudio de The Kinks.

Un disco conceptual adelantado a su tiempo; una evaluación satírica de la industria de la música, incluidos editoriales de música, sindicatos, prensa, contadores, managers y la vida en la carretera.

Aunque apareció durante un período de transición para The Kinks, «Lola Versus Powerman» fue un éxito tanto crítica como comercialmente para la banda y logró ubicarse en el Top 40 en Estados Unidos.

Contenía dos exitosos singles: «Lola», que llegó al número 9 en los Estados Unidos y al 2 en el Reino Unido y Alemania -lo que lo convertía en el mayor éxito de The Kinks desde «Sunny Afternoon», de 1966-, y «Apeman», que alcanzó el puesto 5 en el Reino Unido y Alemania.

El líder de los Kinks, Ray Davies, recordó en ocasión de este relanzamiento: «El álbum es una celebración de la libertad artística (incluida la mía) y el derecho de cualquier persona a ser libre de género si lo desea. El secreto es ser una buena persona y amigo de confianza».

«Lola» fue escrita por Ray Davies a principios de 1970 y grabada en Morgan Studios en Londres; la canción cuenta una historia romántica entre un joven y una persona transgénero a quien conoce en un club en Soho, inspirada en un supuesto encuentro del mánager de la banda.

Además se incluye el bonus track «Any Time», a la que los hermanos Davies escribieron como un posible lado B de «Apeman» y que incluye versiones inéditas y extractos de varias canciones de The Kinks del álbum «Lola», así como efectos de sonido y «relatos» añadidos.

«El aislamiento causado por el coronavirus puede dar a las personas tiempo para reevaluar el mundo y sus vidas. La música puede consolar a los solitarios, trascender en el tiempo y no es el futuro o el pasado, ayer, hoy o mañana. Es en cualquier momento», evaluó Davies sobre la función que asigna a la música en estos tiempos.

Y agregó: «Vi una forma de hacer que esta canción inédita de los 70 se conectara con una audiencia en 2020. También vi una forma de mostrar que la música puede viajar en el tiempo, que la memoria es instantánea y, por lo tanto, puede unirse a nosotros en el ‘ahora’. Pensé esto como algo surrealista y luego me di cuenta de que realmente estaba sucediendo. La canción ha encontrado su lugar, ¡después de su cumpleaños 50!».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *