Kicillof rechazó el ajuste del Gobierno nacional sobre la provincia. «No son recursos de un gobierno ni de un gobernador, son recursos del pueblo de la provincia de Buenos Aires», denunció.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, encabezó este lunes una conferencia de prensa en la que repudió la decisión del presidente Javier Milei de eliminar el Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la provincia de Buenos Aires y anunció que instruyó al fiscal de Estado de la provincia para que inicie acciones judiciales ante la Corte Suprema para que cautelarmente se restituyan los fondos que les quitaron.

«Estamos ante un Presidente que ha decidido configurar un Estado que deserta y abandona sus obligaciones más elementales y que no solo somete al pueblo a un ajuste salvaje sino que se roba los recursos de las provincias», expresó Kicillof desde la Casa de Gobierno de la provincia en un acto donde estuvo acompañado por diputados y senadores nacionales, funcionarios de su gobierno, intendentes bonaerenses, dirigentes sindicales e integrantes de organizaciones sociales.

El gobernador definió a la eliminación del fondo como «un hecho de gravedad inédita» y expresó que se tratan de fondos que pertenecen al pueblo de la provincia de Buenos Aires.

Este lunes el Gobierno nacional dispuso la eliminación del fondo que había sido creado durante la administración de Alberto Fernández y que la provincia destinaba a seguridad, educación y salud.

La medida, publicada en el Boletín Oficial mediante el decreto 192/2024, fue justificada por la gestión libertaria con el argumento de que aquella decisión adoptada durante la pandemia «afectó los intereses generales de la Nación en su conjunto, privando al Estado Nacional de recursos necesarios para el ordenamiento de las cuentas públicas».

Kicillof manifestó que el ajuste sobre el territorio bonaerense es parte de los recortes que está impulsando el Gobierno nacional en las distintas provincias luego del fracaso de la Ley Ómnibus en el Congreso. En ese sentido, recordó la supuesta frase que habría dicho Milei y que significó el despido del entonces ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, sobre su intención de «fundir a las provincias y dejarlas sin un peso» tras la derrota legislativa.

El gobernador también denunció que el derrotero del gobierno libertario generó «un rail de violencia verbal» del Presidente y sus funcionarios agrediendo a todo aquel que no esté de acuerdo con sus políticas.

En otro pasaje de la conferencia, Kicillof explicó que el Fondo de Fortalecimiento Fiscal se utilizaban para mejorar los sueldos y comprar el equipamiento de la policía bonaerense y construir nuevas plazas carcelarias. También se utilizaba para construir nuevos centros de salud, escuelas y para financiar los comedores escolares.

«Es salud, es educación, es alimento y seguridad para el pueblo de la provincia de Buenos Aires. Eso acaba de retirar Milei hoy. No se dejen engañar, es contra el pueblo de la provincia de Buenos Aires», indicó.