Con un golazo de Tarragona en el segundo tiempo, el Ciclón debutó con el pie derecho frente a un rival del Federal A en el estadio Centenario de Quilmes.

San Lorenzo hizo pesar su jerarquía y derrotó este miércoles 1-0 a Independiente de Chivilcoy, en el estadio Centenario de Quilmes, por los 32avos de final de la Copa Argentina.

El único gol del encuentro fue convertido por Cristian Tarragona, a los 15 minutos del complemento. El delantero del Ciclón, que arrancó el partido en el banco, sacó un derechazo potente desde afuera del área que fue a parar junto al palo derecho del arco defendido por Nicolás Sequeira.

El equipo dirigido por Rubén Insua, que fue semifinalista de la última edición de la Copa Argentina que ganó Estudiantes de La Plata, deberá esperar la resolución del clásico entre Tigre y Chacarita, que fue suspendido por una agresión al futbolista Fernando Brandán cuando los de Victoria iban ganando 1-0.