Diputados convirtió en ley con amplio respaldo el proyecto sobre la deuda

La iniciativa autoriza al Gobierno a llevar adelante el proceso de reestructuración de la deuda en títulos públicos denominados en dólares estadounidenses y emitidos bajo ley de la República Argentina.

La Cámara de Diputados convirtió en ley este martes por la noche, con un amplio respaldo político, el proyecto de reestructuración de la deuda en dólares emitida bajo legislación argentina.

El plenario legislativo aprobó con 247 votos a favor, contra 2 votos negativos, la iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo que busca dar un tratamiento igualitario a los títulos emitidos bajo legislación argentina con los de ley internacional.

La sanción del proyecto se produjo en la misma jornada en la que el Gobierno anunció que arribó a un acuerdo con los principales grupos de acreedores de deuda emitida bajo legislación extranjera, por un monto total estimado en alrededor de US$ 66.300 millones.

La iniciativa -que ya contaba con la sanción del Senado- autoriza al Gobierno a llevar adelante el proceso de reestructuración de la deuda en títulos públicos denominados en dólares estadounidenses y emitidos bajo ley de la República Argentina.

Según estipula el proyecto, los tenedores de los Títulos Elegibles que ingresen al proceso que decidan no adherir al canje continuarán con sus pagos diferidos hasta el 31 de diciembre del año próximo, en el marco del plan que se encuentra actualmente vigente.

Según un informe publicado por la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación, el proyecto para la reestructuración de US$ 41.717 millones de títulos en dólares emitidos bajo legislación argentina representará un alivio en los pagos por casi US$ 20.000 millones hasta 2030.

En total, los títulos a reestructurar equivalen al 12,9% de la deuda total del país y a un monto equivalente al 12,5% del PBI del país, de los cuales, aproximadamente, unos US$ 14.700 millones (35%) están en manos de tenedores privados y el resto en distintos organismos públicos (BCRA, FGS, Banco Nación, entre otros).

A lo largo del debate, la mayoría de los diputados de la oposición expresaron su respaldo a la iniciativa diseñada por el Gobierno y destacaron el acuerdo alcanzado hoy con los principales acreedores internacionales, que permitirá aliviar los vencimientos hasta el 2024.

La presidenta de la comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados, Fernanda Vallejos, aseguró esta noche que el proyecto de restrucuturación de la deuda emitida bajo legislación local garantiza el tratamiento “equitativo” de todos los bonistas y dotará al Estado de “más grados de libertad para enfrentar la crisis del coronavirus”.

Al exponer como miembro informante en la sesión especial que se realiza de manera virtual, Vallejos dijo que con el proyecto refleja “la mejor oferta que nuestro país está en condiciones de hacer, preservando lo que ha sido el precepto estructurante de toda esta negociación que comenzó con la deuda externa bajo legislación extranjera, que es el principio de sostenibilidad”.

En el cierre del debate, el diputado Itai Hagman criticó al gobierno anterior al señalar que “hacían política diciéndole a la gente si no le pagamos a los fondos buitres tenemos que hacer un ajuste fiscal tremendo, lo que marca la perversidad. Pero lo más perverso de todo fue que le pagaron a los fondos buitres e igual después hicieron el ajuste”.

“Acá se ha dicho que la Argentina no tiene un plan económico, es paradójico porque es el planteo de los acreedores que, supuestamente no iban a aceptar el acuerdo porque la Argentina no ofrecía un plan económico, y evidentemente no era tan importante”, agregó.

En el cierre del debate, el presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, destacó que el acuerdo anunciado esta madrugada por el Gobierno nos “permite alejarnos del default” y “esto mejora el acceso al financiamiento de Nación, Provincias y sector privado”.

“El acuerdo nos demuestra que había un problema de liquidez, porque la quita de capital es chica pero se gana mucho tiempo de plazo”, dijo Negri.

“Hemos cumplido con responsabilidad como oposición. Fuimos a las tres citas que nos hizo el Presidente. Apoyamos la ley en febrero que permitió negociar la deuda bajo ley extranjera. Hoy estamos haciendo lo mismo con la deuda en dólares bajo ley argentina. Esta ley ingresó el 16/7 y hoy la sancionamos por unanimidad”, apuntó el legislador opositor.

Otro legislador opositor, el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (Pro), aseguró que “es bueno darle igual tratamiento a los bonistas” que tienen títulos emitidos bajo legislación argentina como bajo legislación extranjera y señaló que el “porcentaje que se pone en reestructuracion fue creada en los años previos al 2016”. “La discusión sobre la estrategia negociadora quedará para los historiadores”, agregó Laspina respecto a la responsabilidad que el actual oficialismo le endilga a la administración macrista.

“Salir del default y aliviar el peso de los vencimientos de deuda en el corto plazo es condición necesaria pero no suficiente para la estabilidad y la recuperación”, agregó Laspina.

Por su parte, el presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, destacó el consenso logrado con la oposición y reivindicó “lo que dijo el ministro Martín Guzmán, en cuanto a que éste es el máximo esfuerzo que podía hacer la Argentina; porque no queremos prometer cosas que no podemos cumplir”.

En tanto, el presidente de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, dijo que “desde el inicio de las gestiones apoyamos el proceso de reestructuración de la deuda porque lo importante era evitar un nuevo período de incumplimiento de nuestras obligaciones, cuestión recurrente histórica en nuestro país. Una vez más, manifestamos nuestro acompañamiento en este proceso que ahora comprende a la deuda tomada bajo ley local”.

A su turno, el diputado de Consenso Federal, Jorge Sarghini, dijo que “es rigurosamente bueno que se les equipare a quienes optaron por la deuda con legislación nacional con quienes han tomado deuda con legislación extranjera. Nosotros vamos a acompañar esta medida como bloque”.

Por último, el diputado de izquierda, Nicolás del Caño, señaló que “no somos parte del consenso que celebra pagar la estafa macrista. Ahora también se preparan para negociar con el FMI a pesar de que ellos mismos dicen que el préstamo se tomó para que (Mauricio) Macri gane las elecciones” y reiteró que la deuda es “un fraude” y “es imposible pagar sin empobrecer al pueblo trabajador”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *