El policía que mató por la espalda y fue defendido por Bullrich, declaró que disparó en defensa propia y fue liberado

El oficial argumentó que temió por su vida y la de su novia. También, declaró que no recordó haberse identificado como efectivo y no precisó cuántos disparos realizó, aunque sí recordó cuando el delincuente cayó al piso.

El policía bonaerense que mató el lunes a la noche a un delincuente que quiso robarle la moto en la que se desplazaba junto a su novia por el partido de Moreno reconoció ante el fiscal de la causa haber disparado en defensa propia y luego quedó en libertad.

Se trata del sargento L.M. (31), quien fue indagado esta tarde por el fiscal Gabriel López, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Moreno-General Rodríguez.

Con los elementos aportados por los médicos forenses, el fiscal pidió a la Justicia de Garantías la detención formal del sargento, por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por ser efectivo de una fuerza de seguridad”, pero el juez rechazó ese pedido y ordenó liberar al policía.

El hombre reconoció haber disparado al defenderse de un intento de robo, dijo que temió por su vida y la de su novia ya que el fallecido le había apuntado con un arma. Al mismo tiempo declaró que no recordaba haberse identificado como tal al momento del hecho y no precisó cuántos disparos realizó, pero sí que dejó de tirar cuando el sospechoso cayó al suelo. También contó que la pistola que utilizó fue la provista por la policía bonaerense.

El efectivo que se desempeña en la Policía de Prevención Local de Ituzaingó fue aprehendido en función de evidencias de que tiró a matar por la espalda, a pesar de que el ladrón no estaba armado, tal como se observó en las imágenes de una cámara de seguridad de una de las “Paradas Seguras” del municipio de Moreno. El Policía sigue detenido, mientras que se estableció que el fallecido y un cómplice habían asaltado poco antes a un joven.

Paralelamente, desde la Auditoria General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires se inició un sumario administrativo para investigar el accionar del policía involucrado, indicaron esta tarde a Télam fuentes de la fuerza que, a su vez, espera cómo va a decidir seguir la justicia con la causa.

A su vez, el fiscal López aguardaba para esta tarde el resultado preliminar al cuerpo del fallecido, identificado como Andrés Aníbal Carbonel (28), quien fue reconocido en la morgue por un familiar, aunque aún resta confirmarlo con el cotejo de huellas. Con los elementos aportados por los médicos forenses, el fiscal resolverá si pide a la Justicia de Garantías ordene la detención formal del sargento.

En tanto, un joven de 18 años señaló al muerto y a un cómplice como los delincuentes que poco antes del asalto al policía lo habían abordado en la calle y robado sus pertenencias, entre ellas, un DNI que apareció en poder de Carbonel. “Lo identificó por la ropa”, detalló el pesquisa consultado.

En la escena del hecho, la Policía Científica secuestró cuatro vainas servidas, aunque de acuerdo a la filmación incorporada a la causa el policía efectuó cinco disparos, ya que se observó esa cantidad de fogonazos. También se secuestró junto al cuerpo del fallecido dos caños soldados y atados con cinta con los que aparentemente simulaba tener un arma.

Por otro lado, la Policía bonaerense, a pedido del fiscal, llevaba adelante una investigación con el fin de localizar al cómplice del fallecido que conducía la moto a bordo de la cual interceptaron al efectivo y a su novia, quien escapó cuando Carbonel fue atacado a tiros.

Deja un comentario