En el Gobierno porteño consideran “muy difícil” volver a una cuarentena dura

En el entorno de Larreta señalan que no ven condiciones sociales para que un aislamiento estricto sea acatado.

“Las últimas decisiones del gobierno fueron más mirando a la política que a la realidad sanitaria”, admiten en el entorno de Horacio Rodríguez Larreta. En el distrito capitalino sostienen que será “muy complicado” volver a una cuarentena más estricta, aunque señalan que “nada es imposible”.

Una de cada 98 personas domiciliadas en la Ciudad tiene coronavirus y por el momento son 269 las que necesitan cuidados intensivos. La realidad de la medicina privada es más compleja. Hace varias semanas que la enfermedad se trasladó a todos los barrios y aumenta a un ritmo sostenido.

Sin embargo, en el gobierno porteño esperan seguir adelante con el cronograma de apertura de sectores económicos que anunciaron junto con el final del período de aislamiento duro que culminó una semana atrás.

“Es difícil pensar en que la gente acepte nuevas restricciones, una cuarentena dura parece de difícil cumplimiento. Hay que tener bien en claro el sentido amplio de la Salud y ahí también entra la cuestión del trabajo”, analizaron desde el gobierno.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, se había referido esta semana a la posibilidad de que por cada positivo confirmado en la Ciudad hubiera otros nueve que hubieran contraído la enfermedad sin saberlo. Desde la Facultad de Ciencias Exactas cuestionaron esa información. “La media de la Ciudad, según estudios de Rodrigo Quiroga y Roberto Etchenique, ronda 4 veces el numero de infectados. Eso significa alrededor del 7% de infectados totales. Solo la Villa 31 tiene 10 veces ese valor. Eso queda lejos del 20% que plantea Quirós y lejísimos del 60 necesario para lograr la inmunidad de rebaño”, analizó Guillermo Durán, director del Instituto de cálculo de la UBA.

“La cuarentena en muchos municipios de la Provincia no se cumplió ni al principio ni en ningún momento. Si uno quiere que no entre más gente a la Ciudad ponés vallas en los accesos y listo. Eso en la Provincia es imposible y es impracticable por las dimensiones que tiene el territorio. Son realidades completamente distintas”, aseguraron desde el gobierno porteño a Tiempo antes de aclarar que no era una “crítica” a la gestión de Axel Kicillof.

Ese es uno de los motivos por los que sostienen que es posible mantener un desacople entre las actividades abiertas en el distrito bonaerense y el capitalino. Sin embargo, por la cantidad de personas que se transporta desde el conurbano a la Ciudad para realizar actividades diariamente, parece una misión casi imposible.

Por lo pronto desde la Ciudad comienzan a prepararse para las reuniones que mantendrán con funcionarios nacionales y bonaerenses. Si los contagios se mantienen estables en torno a los 1300 casos diarios, en un principio no habría vuelta atrás. “Igual, aunque quisiéramos, ya no hay margen”, dicen y confían en poder aplicar el esquema que hicieron público una semana atrás.

En ese boceto está previsto que la construcción comience a descongelarse en una eventual Fase 3. El rubro es uno de los motores de la encomia porteña y se nutre básicamente de trabajadores que viven en la Provincia y que deben utilizar transporte público para llegar a las obras. Con las cifras actuales, ¿seguirá adelante Rodríguez Larreta? “Son los números que esperábamos”, aseguran.

En la oposición desde hace varias semanas que expresan su desacuerdo con el manejo de la pandemia. “El mayor error que tuvo la Ciudad es habilitar las actividades recreativas sin poner un protocolo estricto. Eso dio la sensación de que se había superado el problema y generó la reacción de otros sectores productivos que no habían podido trabajar, por eso es difícil volver atrás”, dijo la legisladora del Frente de Todos, María Rosa Muiños.

También criticaron las soluciones que el gobierno brindó a los pequeños comerciantes. “Esto tiene que ser el inicio de una serie de medidas que atiendan la emergencia económica y laboral en la Ciudad. La Nación vuelca en el distrito 30 mil millones de pesos, significa 50 veces más que los 600 millones de pesos que prevé el paquete de alivio fiscal del Gobierno de la Ciudad, sin contar ayudas alimentarias”, aseguró a Tiempo su compañero de bloque Manuel Socías.

(Tiempo Argentino)

1 comment

  1. Alejandro

    Como dicen por qué se les canta que no hay margen para una cuarentena estricta. Porque no hacer una consulta popular ciudadana. En vez de arrogarse el sentimiento de la gente. Larreta gestiona mal!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *