Espionaje ilegal macrista: la Cámara Federal porteña ordenó que la causa pase de Lomas de Zamora a los tribunales de Comodoro Py

El camarista Mariano Llorens revocó el fallo previo de la jueza María Eugenia Capuchetti. La cuestión de la competencia terminará inevitablemente siendo zanjada por la Cámara Federal de Casación.

La Cámara Federal porteña resolvió que la causa por espionaje que tramita en Lomas de Zamora deberá continuar en los tribunales de Comodoro Py, como lo habían reclamado los referentes del macrismo. La resolución del camarista Mariano Llorens se produce a raíz de un reclamo del secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, que fue apoyado por Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli y María Eugenia Vidal, quienes habrían sido víctima del espionaje orquestado desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Llorens revoca así un fallo de la jueza María Eugenia Capuchetti, que había rechazado un pedido del fiscal Carlos Stornelli para traccionar hacia Retiro el expediente de Lomas. Stornelli insistió y contó ahora con el aval del fiscal ante la Cámara Federal, José Agüero Iturbe.

“Si en la base fáctica delineada por los representantes del Ministerio Público Fiscal en Lomas de Zamora se ha señalado la existencia de una organización que desde el Poder Ejecutivo Nacional y especialmente desde la agencias vinculadas directamente a éste, se habría dedicado a realizar tareas de inteligencia o espionaje ilegal, será competente el juez que tenga jurisdicción en el lugar en el que éstos se encontraren”, escribió Llorens. Para el camarista, es claro que el lugar es la Ciudad de Buenos Aires porque ahí está emplazada la sede del Poder Ejecutivo Nacional y de la Agencia Federal de Inteligencia.

En su resolución, Llorens deja en claro que su fallo no alcanza a la investigación sobre el espionaje penitenciario, que se conoce como el legajo 9. Los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide investigan el accionar en connivencia con el Servicio Penitenciario Federal (SPF) y con el Servicio Penitenciario Bonaerense.

El mismo camarista se había pronunciado a favor de que la causa por el espionaje contra Cristina Fernández de Kirchner en el Instituto Patria viajara a Comodoro Py, pero el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé rechazó dejar la pesquisa y envió el tema a su superior, la Cámara Federal de La Plata. La cuestión de la competencia terminará inevitablemente siendo zanjada por la Cámara Federal de Casación.

Dentro de los argumentos que invocaron tanto el juez Augé como los fiscales Incardona y Eyherabide para defender su competencia está el hecho de que los casos de espionaje y vigilancia no sólo sucedieron en la Capital Federal — como lo muestra el caso de Salvatore Pica, el cuñado de Macri, a quien espiaron en su casa de San Isidro — y que el grupo de los Súper Mario Bros dependía de la base de Contrainteligencia de la AFI, emplazada en Villa Martelli.

(Página/12)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *