La suba es sobre los haberes percibidos en diciembre, de los cuales 15 puntos corresponden al cierre de la paritaria 2023. Además, el gobierno bonaerense anticipó que convocará a los gremios nuevamente en febrero para continuar la discusión salarial.

Tras conocerse el dato del Indec de la inflación de diciembre, el gobierno de la provincia de Buenos Aires anunció que dará un aumento salarial del 25 por ciento a los y las trabajadoras estatales.

En un comunicado, la administración que dirige Axel Kicillof justificó esta decisión al sostener que es «consciente de la pérdida de poder adquisitivo que ocasionó en los salarios la aceleración inflacionaria desatada luego de la devaluación del tipo de cambio realizada por el Gobierno Nacional».

En el informe de la semana pasada del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), se conoció que la inflación de diciembre fue del 25,5 por ciento, casi el doble respecto al mes de noviembre. En tanto, durante todo el 2023, la variación que registró el Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 211,4 por ciento. Se trató del primer relevamiento durante la gestión del presidente Javier Milei.

En este marco, el gobierno bonaerense afirmó que «con un enorme esfuerzo en un contexto de dificultades financieras e incertidumbre respecto de la continuidad y evolución de los recursos provenientes del Estado Nacional» aplicará un aumento salarial del 25 por ciento «respecto de los haberes percibidos en diciembre de 2023, de los cuales 15 puntos corresponden al cierre de la paritaria 2023».

Así, el gobierno provincial busca cumplir con el «compromiso» que tiene con sus empleados públicos y equilibrar los sueldos con respecto a la inflación mensual.

«Al igual que durante todo el primer mandato del gobernador Axel Kicillof, la Provincia continúa comprometida con las negociaciones paritarias, y convocará a los gremios nuevamente en el mes de febrero, con el objetivo de continuar la discusión paritaria del año en curso», anticipó.