Kicillof mantuvo una reunión con intendentes del AMBA por la nueva etapa de aislamiento social

Dialogó por videoconferencia con intendentes del Área Metropolitana, que mañana entra en la fase más dura de la cuarentena, ante la urgencia de achatar la curva de contagios de COVID 19.

Como un capitán que prepara a su tripulación para encarar la turbulencia, el gobernador Axel Kicillof mantuvo hoy un último diálogo con los intendentes del Área Metropolitana antes de ingresar en la fase más restrictiva del Aislamiento Social, la última esperanza para achatar de una vez la curva de contagios de COVID 19 que amenaza con saturar el sistema sanitario.

Fue mediante una videoconferencia en la que dijeron presentes casi todos los intendentes del AMBA, a excepción del platense Julio Garro.

Kicillof y su equipo -lo acompañó media docena de Ministros- buscaron afinar detalles del ASPO. El mensaje fue contundente: “el diagnóstico es que hay una situación no solo de crecimiento sino de dispersión de la enfermedad en el primer cordón del conurbano y entrando en el segundo”, remarcó.

La preocupación tiene que ver con la ocupación de camas de Terapia Intensiva en la zona más densamente poblada del país. Los reportes del Ministerio de Salud de la Nación señalan que hasta ahora hay unos 535 internados en UTI y que la ocupación en AMBA orilla el 56 por ciento.

En su informe, el ministro de Salud, Daniel Gollán, explicó que “se están encarando tres ejes de acción: buscar la reducción de la cantidad de contagios, mejorar la disponibilidad de camas de diferentes niveles de complejidad y luego el desarrollo de alternativas terapéuticas que cambiarían el perfil de la pandemia”. Con respecto a los operativos casa por casa, puntualizó que “con el programa Detectar tenemos visitadas 288 mil personas a través de distintos operativos”.

La apuesta más fuerte -a todo o nada- es, sin embargo, el Aislamiento Social: “Esperamos que esta nueva fase tenga efectos muy determinantes para aplanar o reducir la curva y parar el crecimiento exponencial, ese es el objetivo de esta cuarentena mucho más fuerte y por un tiempo limitado”, subrayó Kicillof.

“Estamos trabajando coordinadamente, Nación, Provincia, municipios y Ciudad para que todos se queden en sus casas”, agregó y concluyó: “Es un gran esfuerzo el que tenemos que hacer estos días, mientras seguimos profundizando los mecanismos de seguimiento, testeo y aislamiento en cada uno de los municipios”.

A Kicillof lo acompañaron el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y -en forma remota- el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; el ministro de Seguridad, Sergio Berni; la ministra de Gobierno, Teresa García; el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque; el ministro de Salud, Daniel Gollan y su viceministro, Nicolás Kreplak.

Por parte de los intendentes, dijeron presente, siempre de manera virtual, Andrés Watson (Florencio Varela); Ariel Sujarchuk (Escobar); Gastón Granados (Ezeiza); Alberto Descalzo (Ituzaingó); Juan José Mussi (Berazategui); Diego Valenzuela (Tres de Febrero); Fabián Cagliardi (Berisso); Fernando Gray (Esteban Echeverría); Fernando Moreira (San Martín); Gustavo Menéndez (Merlo); Gustavo Posse (San Isidro); Jaime Méndez (San Miguel); Jorge Ferraresi (Avellaneda); Juan Zabaleta (Hurlingham); Julio Zamora (Tigre); Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas); Fernando Espinoza (La Matanza); Lucas Ghi (Morón); Marcelo Satori (Las Heras); Ricardo Curutchet (Marcos Paz); Mariano Cascallares (Almirante Brown); Mariel Fernández (Moreno); Mario Secco (Ensenada); Mauro García (General Rodríguez); Mayra Mendoza (Quilmes); Néstor Grindetti (Lanús); Juan Andreotti (San Fernando); Nicolás Mantegazza (San Vicente); Leonardo Boto (Luján); Jorge Macri (Vicente López); Blanca Cantero (Presidente Perón); y Federico Achaval (Pilar).

(Minutouno)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *