Murió Bruce Swedien, el aclamado ingeniero de sonido de Michael Jackson y Quincy Jones

Bruce Swedien, el célebre ingeniero de sonido y productor que trabajó en discos de Michael Jackson, Mick Jagger, Donna Summer, Duke Ellington, Paul McCartney y muchos más, murió el martes 17 a la edad de 86 años.

La hija de Swedien, la músico Roberta Swedien, confirmó su muerte en Facebook, escribiendo: «Una leyenda en la industria de la música durante más de 65 años y cinco veces ganador del Grammy, era conocido por su trabajo con Quincy Jones, Michael Jackson y muchos más. Tuvo una larga vida llena de amor, buena música, grandes barcos y un hermoso matrimonio. Celebraremos esa vida. Todos lo amaban».

Hoy miércoles, Quincy Jones publicó un tributo a Swedien en Instagram, escribiendo: «Estoy absolutamente devastado al enterarme de la noticia de que perdimos a mi querido hermano de armas, el legendario Bruce Swedien. No hay suficientes palabras para expresar lo mucho que Bruce significó para mí… Él era sin lugar a dudas el mejor ingeniero en el negocio, y durante más de 70 años ni siquiera pensaría en ir a una sesión de grabación a menos que supiera que Bruce estaba detrás de la consola. Junto con el fallecido gran Rod Temperton, alcanzamos alturas que nunca podríamos haber imaginado e hicimos historia juntos. Siempre he dicho que no es casualidad que más de cuatro décadas después, no importa a dónde vaya en el mundo, en todos los clubes, como un reloj en la hora de las brujas, escuchás ‘Billie Jean’, ‘Beat It’, ‘Wanna Be Starting Something’ y ‘Thriller’. Ese fue el genio sónico de Bruce Swedien, y hasta el día de hoy puedo escuchar a los artistas tratando de replicarlo».

El interés de Swedien en la ingeniería de sonido comenzó cuando su padre le compró una máquina de grabación de discos para su décimo cumpleaños. Cuatro años más tarde, obtuvo su primer trabajo en la industria, trabajando en un pequeño estudio en un sótano en su ciudad natal de Minneapolis, Minnesota. En la universidad, donde estudió ingeniería eléctrica con especialización en música, comenzó a grabar a cualquier artista que pudo, desde grupos de jazz hasta bandas de polka y jingles para radio.

Swedien y su familia se mudaron a Chicago en 1958, y durante la siguiente década grabó una serie de leyendas del jazz, como Ellington, Count Basie, Oscar Peterson, Sarah Vaughan y Dinah Washington. Fue durante este tiempo que conoció a Jones, quien se convertiría en uno de sus colaboradores más cercanos. Jones llevó a Swedien a Nueva York en 1977 para conocer a Michael Jackson y ayudar con la música de «The Wiz».

En una entrevista con Sound On Sound en 2009, Swedien dijo: «Quincy y yo trabajamos juntos por primera vez con Michael Jackson en la película ‘The Wiz’. Vivíamos juntos en un hotel en Manhattan e íbamos al Studio A en A&R Studios. Tuvimos una gran sesión al mediodía del lunes para grabar parte de la música con una gran orquesta de 70 u 80 miembros, y tuvimos que irnos al estudio a las 10 am».

«La noche anterior, Quincy y yo tuvimos invitados en nuestro hotel para cenar, y Quincy aún no había comenzado ni siquiera con la orquestación de los títulos de apertura. Me estaba poniendo un poco nervioso, pero me dijo que no me preocupara. Aproximadamente a las cuatro de la mañana, me desperté y noté debajo de la puerta que todas las luces del departamento estaban encendidas. Ahí estaba Quincy en la mesa del comedor con mil millones de hojas de papel manuscrito y escribiendo orquestaciones. Le dije ‘Quincy, ¡tenemos que irnos pronto!’, Pero él solo dijo ‘No te preocupés’, así que volví a la cama».

«Aproximadamente a las nueve en punto me levanté de nuevo y Quincy me dijo ‘Estoy listo’. Ni siquiera había piano o guitarra en el departamento; ¡solo Quincy y su manuscrito! Nos fuimos al estudio y Quincy entrega su partitura a los copistas. Ni siquiera quería dirigir; había contratado a un director porque quería estar en la sala de control conmigo. El director dio el compás fuerte, la orquesta tocó toda la obertura y no hubo una sola nota fuera de lugar. ¡Todavía me da escalofríos pensar en eso!», agregó.

Swedien seguiría trabajando con Michael Jackson durante el resto de su carrera, desempeñando un papel crucial en los álbumes clásicos «Off the Wall», «Thriller», «Bad» y «Dangerous».

Un componente clave de «Thriller» en particular fue una técnica de grabación en la que Swedien fue pionero llamada «Proceso de grabación Acusonic» (incluso se destaca en las notas del álbum). «Quincy quería un nombre para el proceso que usé cuando grabé las cosas de Michael, porque lo que hice fue grabar primero todas las pistas analógicas», explicó Swedien en una entrevista de 2018 con Reverb. «La grabación digital estaba disponible y todos quedamos bastante impresionados con su claridad, pero si comienzas la música en digital, nunca podrás volver a la analógica y no sonará tan bien».

Continuó: «El sonido analógico puro de 24 pistas, dos pistas o incluso mono es muy cálido y musical. Capta la música con gran realismo. Así que lo grabé en analógico, pero di un paso más. Decidí usar todas las pistas analógicas en pares para crear grabaciones estereofónicas. Cada fuente de sonido en esas grabaciones se graba en dos pistas en estéreo real».

A lo largo de su carrera, Swedien ganaría cinco premios Grammy, tres por su trabajo con Jackson y dos por su labor con Jones en sus álbumes «Back on the Block» y «Q’s Jook Joint». Otros artistas con los que Swedien trabajó incluyen B.B. King, Herb Alpert, Four Seasons, Curtis Mayfield, Rufus & Chaka Khan, Barbra Streisand, Diana Ross y Jennifer Lopez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *