Murió Lee Kerslake, baterista de Uriah Heep y Ozzy Osbourne

El músico británico Lee Kerslake, conocido por haber sido baterista de Uriah Heep y Ozzy Osbourne, falleció tras una larga batalla contra el cáncer de próstata. Tenía 73 años.

Su muerte fue confirmada por Ken Hensley, su excompañero en Uriah Heep, quien dijo que Kerslake falleció en las primeras horas del sábado 19 de septiembre.

«Es con el corazón apesadumbrado que les cuento que Lee Kerslake, mi amigo desde hace 55 años y el mejor baterista con el que he tocado, perdió su batalla contra el cáncer a las 03:30 de esta mañana», indica un posteo en la página de fans de Facebook de Hensley.

“Murió en paz, alabado sea el Señor, pero lo extrañaremos terriblemente. Sé que muchos de ustedes estaban orando para que no sufriera y les agradezco por eso y, ahora que Lee está en paz, nuestros pensamientos y oraciones deben dirigirse a su esposa Sue, quien necesitará todo el apoyo posible en este momento».

Kerslake había estado luchando contra el cáncer de próstata desde hace varios años. En diciembre de 2018 reveló que tenía una enfermedad terminal y que su cáncer se había extendido a otras partes de su cuerpo.

Nacido en Dorset, Inglaterra, en 1947, la primera banda de Kerslake fue The Gods, cuyos miembros en varias ocasiones incluyeron a Mick Taylor, Ken Hensley y Greg Lake. Kerslake tocó en los dos álbumes de la banda, «Genesis» (1968) y «To Samuel A Son» (1969).

Después de la separación de la banda, Hensley se unió a Uriah Heep y Kerslake hizo lo mismo en 1971. Tocó en los discos clásicos de Heep «Demons And Wizards» (1972) y «Magician’s Birthday» (1972), y luego forjaría una larga carrera con la banda.

Su permanencia en la banda solo fue interrumpida por su paso por el grupo de Ozzy Osbourne, tocando la batería en los álbumes «Blizzard Of Ozz» (1980) y «Diary Of A Madman» (1981). La oportunidad llegó después de un encuentro casual con Ozzy en el Hotel Kings Cross en Australia en 1980.

En 2007, Kerslake dejó Uriah Heep debido a sus problemas de salud y le diagnosticaron cáncer de próstata en 2014. Su última actuación con la banda fue en diciembre de 2018, cuando se unió brevemente a ellos en el escenario en Londres, agregando percusión y coros a «Lady In Black».

El año pasado, Ozzy Osbourne le envió a Kerslake los discos de platino por «Blizzard of Ozz» y «Diary of a Madmen», después de haber expresado que quería tenerlos antes de morir.

La leyenda del rock escribió en un pie de foto en Twitter: “Estoy muy contento de que Lee Kerslake esté disfrutando de sus álbumes de platino de Blizzard y Diary. Espero que se sienta mejor. Con amor, Ozzy».

Kerslake, junto con el bajista Bob Daisley, había demandado a Ozzy y Sharon Osbourne por las regalías correspondientes de esos clásicos álbumes, aunque finalmente perdió el caso.

En una entrevista de diciembre de 2018, el baterista le dijo a The Metal Voice que ese litigio lo había dejado «en bancarrota».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *