Con los goles de Scarpa y Paulinho, el equipo de Milito se impuso por 2-1 ante el Canalla en Belo Horizonte. Malcorra había igualado transitoriamente.

Rosario Central cayó por 2-1 frente Atlético Mineiro en el MRV Arena de Belo Horizonte por la segunda jornada del Grupo G de la Copa Libertadores 2024, con los goles de Gustavo Scarpa a los 39 minutos del primer tiempo y de Paulinho a los 31 de la segunda mitad para el local. El equipo de Miguel Ángel Russo había empatado a los 29 tras el remate de Ignacio Malcorra, pero la igualdad le duró poco.

Aunque todo se encaminaba hacia triunfo del local, el Canalla no dio respiro y dejó la gran polémica del partido sobre el final. Todo el plantel visitante reclamó penal por el golpe del jugador Jemerson sobre Facundo Mallo, que terminó en el piso, tras la disputa del balón desde arriba en el área de Éverson. El árbitro, que estaba de frente a la jugada, no lo sancionó y dejó seguir los pocos segundos terminantes.

A pesar de haber tenido algunas oportunidades de ponerse en ventaja, el conjunto Rosarino cayó ante la jerarquía y fortaleza del local, que supo imponerse y crear mejores ocasiones en el área rival. Incluso, los de Gabriel Milito no permitieron festejar el empate que trajo el remate de Ignacio Malcorra a los 28 de la segunda mitad, ya que consiguieron nuevamente la ventaja pasados tan solo tres minutos de la chance visitante.

Las estadísticas demuestran un poco el resultado que le otorgó los tres puntos al Mineiro: la posesión del balón fue clave y estuvo en los pies del local con un 66% por sobre 34% de la visita; para el club brasileño, la tenencia de pelota fue clave para ayudar a sostener el triunfo.