Se reordena la Cámara Federal porteña luego de la salida de Bruglia y Bertuzzi

Las dos salas de apelaciones de la justicia federal de la ciudad reordenaron su funcionamiento a partir de las vacancias de Bruglia y Bertuzzi, que dejaron sus cargos luego de que el Senado rechazara sus traslados irregulares.

Los jueces Martín Irurzun y Mariano Llorens resolvieron intervenir en conjunto en la firma de resoluciones para las dos salas de la Cámara Federal porteña con sede en Comodoro Py 2002, mientras se defina el futuro de sus colegas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, cuyos traslados por decreto durante el gobierno de Cambiemos fueron rechazados por el Senado tras una resolución mayoritaria del Consejo de la Magistratura.

“Teniendo en cuenta que aún existen reclamos judiciales pendientes de resolución definitiva en torno a la misma cuestión, corresponde adoptar las medidas necesarias e imprescindibles para atender los asuntos en trámite ante esta Cámara”, sostuvieron Irurzun y Llorens en una acordada, a cuyo texto accedió Télam.

Allí, decidieron establecer los mecanismos de gestión del tribunal que revisa las decisiones apeladas de los doce juzgados del fuero federal de la ciudad de Buenos Aires y, para ello, ratificaron que la presidencia de la Cámara seguirá a cargo de Iruruzun y la vicepresidencia de Llorens.

Además, y ante la “actuación colegiada de las salas como alzada jurisdiccional”, Irurzun será como juez subrogante en la sala I y Llorens hará lo propio en la otra sala.

“Debido a la actual composición del Tribunal resulta necesario, en lo que hace a la Sala I de esta Cámara, adecuar el procedimiento para los casos en los que corresponda la actuación unipersonal”, aclaró la acordada.

En ese sentido, “para actuar en dichos casos se procederá a asignar Sala y vocalía respectiva, de conformidad con la reglamentación dictada al respecto” en tres acordadas previas firmadas en el 2017.

El juez Llorens fue internado esta semana a raíz de una neumonía con diagnóstico de coronavirus y fiebre, y permanecía bajo observación, por lo cual por el momento sólo quedó Irurzun en el tribunal.

Los jueces Bruglia y Bertuzzi recurrieron a la Corte Suprema de Justicia de la Nación contra la decisión del Consejo de la Magistratura que pidió al Senado revisar sus nombramientos por decreto durante el gobierno de Cambiemos.

Luego de la decisión de la Cámara Alta de no dar aval a esos traslados, ambos pidieron licencia extraordinaria a la Corte mientras se tramitan los recursos judiciales por los cuales reclaman permanecer en sus puestos en la Cámara Federal y no volver a los Tribunales Orales en los que se desempeñaban antes de los traslados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *