Sensibilidad cero: el Gobierno evitó entregar 14 mil viviendas terminadas del Plan Procrear

Cambiemos las heredó del gobierno de Cristina Fernández y todavía no las entregó, en medio de la formidable crisis habitacional que vive el país.

Una de cada tres familias argentinas padece la crisis habitacional que castiga a la Argentina desde hace tiempo y fue profundizada por el gobierno de Cambiemos. Pese a este contexto, y como parte de las políticas que desde diciembre de 2015 empobrecieron y precarizaron la vida de las mayorías, el gobierno nacional se empecina en no entregar unas 14.300 viviendas ya terminadas del plan Procrear.

Se trata del 64% de las 22.500 viviendas de Desarrollos Urbanísticos del programa que heredó el macrismo del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, según puntualizó un artículo del diario Página 12.

Las obras estaban terminadas en su gran mayoría -el resto tiene un nivel de avance del 70 por ciento, según el mismo informe, «pero la desidia oficial dejó que cuestiones burocráticas de habilitación de servicios se amontonen y sólo se hayan entregado las que estaban pre-adjudicadas», indicó el periodista Cristian Carrillo.

El problema según ese artículo es que el Poder Ejecutivo no quiere entregar las viviendas al costo, mientras las mayorías están cada vez más lejos de la posibilidad de adquirir un crédito hipotecario.

El Plan Procrear fue lanzado en 2012, cuando los créditos para vivienda comenzaban a complicarse más de lo que ya estaban en esos tiempos de minidevaluación.

Los datos dicen que entre ese 2012 y el año 2015 se realizaron 172.000 viviendas del Procrear, de las que 22.500 se construyeron en 67 desarrollos urbanísticos ubicados en Ciudad y Gran Buenos Aires, Córdoba, La Rioja, Corrientes, Santa Fe, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Mendoza, San Juan, Misiones, Chubut, Chaco, Santa Cruz, Tierra del Fuego, San Luis, la Pampa, Tucumán, Neuquén y Entre Ríos.

Según puntualiza el diario, «Macri modificó el programa, haciendo necesario un ahorro previo del 10 por ciento de la propiedad para acceder a los planes y, para el caso de construcción, había que tener el terreno propio o de familiar directo».

«Se imponía además un sistema de scoring (puntaje crediticio), lo que desnaturalizaba el plan. Según señalaron fuentes que estuvieron en el diseño de estos desarrollos, al asumir el gobierno la decisión era que no se entregarían “al costo”. De todos modos, el programa estuvo congelado casi desde que sumió Cambiemos», indica también.

(Infonews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *