Tras el impacto logrado con su disco debut homónimo, publicado en octubre de 1982, Los Abuelos de la Nada se embarcaron en la ardua tarea de superar el éxito de público y crítica. Y lo consiguieron con «Vasos y besos», que vio la luz el 9 de diciembre de 1983, un día antes de la asunción de Raúl Alfonsín y la vuelta de la democracia al país.

Con la formación de Miguel Abuelo, Andrés Calamaro, Cachorro López, Gustavo Bazterrica, Daniel Melingo y Polo Corbella, Los Abuelos se destacaron por su estilo único que fusionaba el rock argentino con elementos de la new wave y el pop -y hasta influencias de la música brasileña-, creando un sonido fresco y distintivo que cautivó a una audiencia diversa.

 

A diferencia del disco debut, producido por Charly García, este trabajo fue producido por la propia banda. Los choques de egos entre García y Abuelo habían llegado a un punto de no retorno: cuentan que Miguel discutía todos los aportes de Charly, llegando incluso -según las distintas versiones- a una trompada o un cachetazo. Además, Miguel acusó a Charly de «robarle» los músicos para grabar «Piano bar».

Así que para la grabación de «Vasos y besos» decidieron encargarse de la producción los Abuelos mismos. También se encargarían, ellos, todos, de componer y tocar el nuevo material.

Pero a pesar del ego de Miguel Abuelo, nunca dudó en darle el espacio necesario a sus músicos. Su lugar en el escenario era cedido sin problemas a sus compañeros, permitiendo el crecimiento de los demás. Así, Calamaro se embarcaría pronto en una carrera solista, Melingo se iría para sumarse definitivamente a Los Twist y López comenzaría a dedicarse a la producción de otros artistas no solo en la Argentina, sino en diferentes puntos de América Latina.

Volviendo a «Vasos y besos», el álbum abre con el ritmo de «No se desesperen», una creación de Bazterrica que se transformaría en uno de los hits radiales del disco. Luego aparece «Así es el calor», un tema que Calamaro había compuesto con su amigo Gringui Herrera para la Elmer’s Band. Con el tiempo, Herrera terminaría remplazando a Bazterrica en la banda.

«Yo soy tu bandera», escrita por Miguel Abuelo y Cachorro López, es una balada pop con un novedoso saxo a cargo de Daniel Melingo. «Sintonía americana», con los mismos compositores, tiene arreglos novedosos que anticipan lo que vendría después. «Espía de Dios», con música de Bazterrica y letra de Abuelo, precede al cierre del lado 1 con «Cucarachón de tribunal», compuesta por Bazterrica y cantada por el propio autor y Miguel Abuelo.

«Vamos al ruedo», compuesta por la dupla Calamaro-López, da inicio al lado 2. Entonces llega «Mil horas», escrita por Calamaro con su amigo Cuino Scornik y con la voz del primero, transformada en el gran éxito del disco. La canción ha sido reversionada infinidad de veces, por artistas tan dispares como Los Tipitos, Alex Ubago, Rubén Rada, Los Enanitos Verdes, Sindicato Argentino del Hip-Hop y La Sonora Santanera, entre muchos otros.

Sigue «Hermana Teresa», del tándem Abuelo-López, y luego la gran creación de Daniel Melingo: «Chalaman». Es otro de los momentos inmortales del disco, reversionada por Diego Torres para abrir su álbum debut de 1992. El cierre de «Vasos y besos», «Mundos in mundos», es una vieja canción de Miguel rescatada para este proyecto.

Como «La dicha en movimiento» de Los Twist, aunque tal vez con menos desenfado, «Vasos y besos» es un testimonio del momento que se vivía en la Argentina a pocos días del regreso de la democracia. Sin dudas es una joya que acreciente su valor con el paso de los años. La trilogía de discos de estudio con la formación que incluía a Miguel Abuelo, Calamaro, Cachorro López, Bazterrica y Polo Corbella se cerraría un año después con «Himno de mi corazón». Quedaría un registro en vivo y «Cosas mías, de 1986, con una alineación que solo mantendría a Miguel Abuelo y Corbella.

Personal:

  • Miguel Abuelo: voz principal y coros, percusiones
  • Andrés Calamaro: voz principal, coros, sintetizadores y piano eléctrico
  • Cachorro López: voz principal y coros, bajo
  • Gustavo Bazterrica: voz principal y coros, guitarra principal
  • Daniel Melingo: voz principal y coros, saxofón, clarinete y guitarra ritmica
  • Polo Corbella: batería hibrida y caja de ritmos