Los dirigentes se mostraron confiados en que con la unidad del peronismo. Fue en la presentación de lista de concejales local y estuvo presente Martín Insaurralde

El candidato a presidente de Unión por la Patria, Sergio Massa, encabezó un acto de campaña junto al gobernador Axel Kicillof, al ministro del Interior Eduardo «Wado» de Pedro y al diputado Máximo Kirchner en Lomas de Zamora y se mostraron confiados en lograr una victoria en las urnas en agosto y en octubre.

El encuentro se realizó en el microestadio del Parque Eva Perón de Lomas de Zamora, en el marco del lanzamiento la precandidatura a intendente del presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Federico Otermín, y contó con la presencia del jefe de gabinete bonaerense Martín Insaurralde, la vicegobernadora Verónica Magario, la senadora Juliana Di Tullio, entre otros funcionarios e intendentes de la provincia.

En sus discursos, de Pedro, Kirchner, Kicillof y Massa recordaron la crisis social y económica que generó la gestión de Mauricio Macri y la deuda que tomó Cambiemos con el Fondo Monetario Internacional que condiciona la economía argentina.

De todas maneras, los 4 dirigentes se mostraron confiados en que con la unidad del peronismo «se pueden ganar las elecciones» para seguir «mejorando la condición de vida de los argentinos».

Luego de los discursos de Insaurralde y Otermin, Wado de Pedro hizo uso de la palabra y manifestó que el peronismo tiene la responsabilidad «de tomar los mejores ejemplos de nuestra historia» e imitar «la valentía y el heroísmo de las mujeres y hombres que dieron su vida por la felicidad del pueblo».

Ese es el ejemplo que nos dio Néstor, Cristina, Perón, Evita, los 30 mil compañeros, San Martín, Belgrano y Rosas. Vamos a militar, vamos a caminar cuadra por cuadra, barrio por barrio, fábrica por fábrica. Vamos a ganar y vamos a demostrar que en Argentina se puede vivir feliz y dignamente para siempre», expresó el funcionario.

Tras las palabras del ministro, Máximo Kirchner tomó el micrófono y si bien reconoció que la situación de argentina con el endeudamiento que tomo Macri con el FMI y las consecuencias económicas que provocaron la pandemia del coronavirus, la guerra en Europa y la sequía, «no está fácil» sostuvo que «se puede dar vuelta la taba» y eso demuestra la «fuerza, voluntad y habla de la resistencia de nuestro pueblo.

Luego, como hizo en el 2019, el diputado le pidió a los lomenses que en el 2023 vuelvan a acompañar con 220 mil votos para que «Sergio y Axel puedan impulsar la enorme y titánica tarea de sacar a la Argentina adelante».

Por último manifestó que el movimiento nacional y popular debe tener «unión por la familias argentinas, unión por nuestros barrios, unión para defender el valor de los recursos naturales, unión por nuestras trabajadoras y trabajadores y unión por la patria y dignidad para generar una nación justa, libre y soberana».

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, comenzó su discurso ponderando las inversiones realizadas por nación y provincia en materia de seguridad, educación, salud, viviendas y obras publicas y aseguró que gobiernan «para mejorar todos los días las condiciones de vida del pueblo argentino».

Luego apuntó contra Juntos por el Cambio y recordó que entre 2015 y 2019 Argentina sufrió «no de esos gobiernos que en vez de ampliar achican, que en vez de otorgar arrebatan y que en vez de incluir excluyen».

«Estamos ante un enorme desafío. Hay quienes le proponen al pueblo argentino que el próximo presidente sea alguien que promete simplemente el ajuste y la represión», advirtió el gobernador sobre los candidatos de la derecha,

«Estamos ante un momento histórico fundamental. Por eso el peronismo y el campo popular deben estar unidos no solo para resistir el ajuste que nos proponen sino para seguir ampliando derechos y seguir generando justicia social», agregó.

Por último, Kicillof indicó que Massa llegara a Casa Rosada con la ayuda de la militancia para seguir transformando a la Argentina. «Para eso tenemos que seguir haciendo escuelas, abriendo hospitales, llevando adelante las obras públicas y defendiendo la distribución de la riqueza y la soberanía nacional», puntualizó.

El ministro de Economía y precandidato presidencial de Unión por la Patria, Sergio Massa, afirmó que va a dejar «cada gota de sudor» y cada «centímetro cúbico de sangre» para que su frente gane las elecciones.

«Con orgullo y valentía voy a dejar cada gota de sudor, cada centímetro cúbico de mi sangre para garantizar el triunfo de Unión por la Patria en Argentina, en la provincia de Buenos Aires y en Lomas de Zamora», prometió Massa.

También habló de la herencia del macrismo y sostuvo que argentina tuvo 4 años muy complicados por la deuda con el FMI, la pandemia del coronavirus, la guerra en Europa y la sequía.

«Nos tocó enfrentar todo eso y acá estamos para decirle a los argentinos que no nos va a vencer ningún problema porque estamos dispuestos a enfrentarlos», manifestó.